Desde la antigüedad AGRES ha sido importante por el agua. Arcadi Piera Roig (Universitè Lumiere de Lyon II) en su trabajo “LOS SISTEMAS HIDRÁULICOS DE LA ALQUERÍA DE AGRES” hace un estudio de los diferentes sistemas de irrigación Hispanomusulmán y las posteriores transformaciones a la época feudal.

El casco urbano de Agres está delimitado por dos barrancos; el barranco del Molino al este y el barranco de Bonell al oeste. El barranco del Molino tiene un caudal de agua continuo todo el año, abastecido por los manantiales de la zona.

El principal punto de captación de este sistema se hace en la confluencia de tres barrancos o torrentes; son manantiales conocidos como las “JORDANAS” los cuales vierten gran cantidad de agua, un regalo a los sentidos después de días de lluvia. Además hay una galería o cavidad excavada en la roca calcaría en la cabecera del barranco. Esta construcción tiene como función captar las aguas subterráneas. Estos puntos de captación se encuentran en el lado derecho del barranco, mientras que los abancalamientos se construyeron en la parte izquierda. Como el agua debía cruzar el barranco para regar los bancales, los agricultores construyeron un AZUD, para regular el caudal de la acequia mayor y encaminar las aguas sobrantes por el cauce del barranco.

A estos puntos de captación situados en el lado izquierdo del barranco se han añadido los numerosos manantiales ubicados en el lado derecho de la población de AGRES, y donde cualquiera puede refrescarse en sus fuentes paseando por las calles del pueblo, son la fuente de arriba, la fuente de abajo y la fuente del medio. La canalización de las aportaciones de agua de estos manantiales es una manera de evitar el deterioro de la estructura de la acequia mayor y aumentar el volumen de agua por el riego.

Este sistema se atribuye a los árabes y es conocido como el sistema Hispanomusulmán. Las transformaciones posteriores debidas a la época feudal nos dan la ampliación de bancales, de la acequia, la construcción de un molino con su balsa y la construcción de la balsa de la villa que recoge todos los sobrantes de agua del sistema.

En el oeste de Agres a 100 metros de distancia está el barranco de Bonell. En el lado izquierdo hay unos abancalamientos realizados en la época hispano-musulmán y otros realizados durante las transformaciones de la conquista.

El sistema original Hispanomusulmán tiene el punto de captación de la agua a unos 700 metros de altitud, al lado izquierdo del barranco en el manantial conocido como la fuente de Sirera. El caudal es constante pero pequeño, la acequia actualmente atraviesa la carretera y llega a la balsa de Bonell. Son 40 metros canalizados.

Este manar natural de agua se utilizó para cubrir una necesidad primaria de supervivencia y desarrollo económico del pueblo, en la actualidad tiene un interés turístico , ya que son muchos los visitantes que se acercan a Agres para ver las caídas de agua después de temporales de lluvias LES JORDANES, EL MOLI MATO y para beber en las refrescantes fuentes mientras se pasea por el pueblo:

  • Fuente del convento.
  • Fuente del arrabal.
  • Fuente del medio.
  • Fuente de barxeta.
  • Fuente del assud.
  • Fonteta.
  • Fuente de Bonell.

También paseando por los alrededores del pueblo se pueden ver fuentes como:

  • Fuente del anficoset.
  • Fuente del arriero.
  • Fuente del alcudia.
  • Fuente de la pata.
  • Fuente de la covasa.
  • Fuente de la cava.
  • Fontanella.
  • Fuente del trampano.
  • Fuente del Moli-Mato.
Aumentar tamaño